domingo, 31 de julio de 2016

LA FÁBRICA DE LA FELICIDAD

Todo lo que se mide y observa, mejora. Es la lógica Bob Parsons. Y no le falta razón. Es pura Ciencia. Para avanzar hacia algún sitio hay que observar y medir distancias, tiempos y circunstancias. Todo avance pasa por estas premisas tan obvias aparentemente pero que difícilmente se llevan a la práctica, porque desde siempre el ser humano ha inculcado sus ideales en relación a la proporcionalidad numérica de sus seguidores. Cuanto más sean los proclamadores de un ideal mayor será la posibilidad de triunfo sobre otros ideales. Es una supervivencia de ideales pura y dura a espada y fuego. Los seguidores no miden y observan, sólo proclaman los que otros han medido y observado. Pero no todos observamos igual ni medimos igual. Es casi todo lo contrario. Medimos con nuestro metro y observamos con nuestra justicia y educación. Cuanto más objetiva e independiente sea nuestra medida y observación mejor se formarán nuestros ideales. Y ahí nos encontramos con ese "me temo que" la objetividad escasea proporcionalmente en razón a la lejanía de nuestros intereses. Cuanto más interés para nosotros menos objetivos. Y de ahí la opción "cuanto más, mejor; justo o injusto". La felicidad se ha convertido de esa forma en un producto para comerciantes lúcidos de una lógica emocional contundente. ¿Por qué no nos podemos quedar tan sólo con el sexo, el ejercicio, las amistades y la charla? Desde hace tiempo las personas demandan felicidad, y nacieron las primeras fábricas de felicidad, y midieron y observaron su valor mercantil, y mejoraron los productos dirigidos al consumista de felicidad. Pero no es una fábrica nacida de la Ciencia, sino de la dichosa Oferta y Demanda que tanto quebraderos da al bolsillo consumista. El Universo humano se mide en criterios económicos. Si no hay comida, vamos por animales para comer, y si no los hay, a por otras tribus vecinas. Canibalismo. Si un animal no es rentable se prohibe comer su carne (como el cerdo en ciertos países donde su engorde superaba su beneficio alimenticio, aunque después se camufle como un acto religioso) o se hace sagrado si es altamente rentable en costes alimenticios (como la vaca en la India, que es un seguro de vida al dar carne, leche y comerse los desperdicios orgánicos, aunque finalmente, se camufle igualmente como una decisión religiosa). Estamos llenos de tabúes, y uno de ellos es pensar que la felicidad no sea tan sencilla como no hacer nada y observar la belleza del Mundo porque sí. Ah, no. Necesitamos libros de autoayuda que sólo ayudan al bienestar de sus creadores. Necesitamos experimentarlo todo (por un precio). Y aquí nos encontramos, midiendo y observando para mejorar nuestras circunstancias vitales.

LA FÁBRICA DE LA FELICIDAD

Todo lo que se mide y observa, mejora. Es la lógica Bob Parsons. Y no le falta razón. Es pura Ciencia. Para avanzar hacia algún sitio hay que observar y medir distancias, tiempos y circunstancias. Todo avance pasa por estas premisas tan obvias aparentemente pero que difícilmente se llevan a la práctica, porque desde siempre el ser humano ha inculcado sus ideales en relación a la proporcionalidad numérica de sus seguidores. Cuanto más sean los proclamadores de un ideal mayor será la posibilidad de triunfo sobre otros ideales. Es una supervivencia de ideales pura y dura a espada y fuego. Los seguidores no miden y observan, sólo proclaman los que otros han medido y observado. Pero no todos observamos igual ni medimos igual. Es casi todo lo contrario. Medimos con nuestro metro y observamos con nuestra justicia y educación. Cuanto más objetiva e independiente sea nuestra medida y observación mejor se formarán nuestros ideales. Y ahí nos encontramos con ese "me temo que" la objetividad escasea proporcionalmente en razón a la lejanía de nuestros intereses. Cuanto más interés para nosotros menos objetivos. Y de ahí la opción "cuanto más, mejor; justo o injusto". La felicidad se ha convertido de esa forma en un producto para comerciantes lúcidos de una lógica emocional contundente. ¿Por qué no nos podemos quedar tan sólo con el sexo, el ejercicio, las amistades y la charla? Desde hace tiempo las personas demandan felicidad, y nacieron las primeras fábricas de felicidad, y midieron y observaron su valor mercantil, y mejoraron los productos dirigidos al consumista de felicidad. Pero no es una fábrica nacida de la Ciencia, sino de la dichosa Oferta y Demanda que tanto quebraderos da al bolsillo consumista. El Universo humano se mide en criterios económicos. Si no hay comida, vamos por animales para comer, y si no los hay, a por otras tribus vecinas. Canibalismo. Si un animal no es rentable se prohibe comer su carne (como el cerdo en ciertos países donde su engorde superaba su beneficio alimenticio, aunque después se camufle como un acto religioso) o se hace sagrado si es altamente rentable en costes alimenticios (como la vaca en la India, que es un seguro de vida al dar carne, leche y comerse los desperdicios orgánicos, aunque finalmente, se camufle igualmente como una decisión religiosa). Estamos llenos de tabúes, y uno de ellos es pensar que la felicidad no sea tan sencilla como no hacer nada y observar la belleza del Mundo porque sí. Ah, no. Necesitamos libros de autoayuda que sólo ayudan al bienestar de sus creadores. Necesitamos experimentarlo todo (por un precio). Y aquí nos encontramos, midiendo y observando para mejorar nuestras circunstancias vitales.

miércoles, 27 de julio de 2016

APOLOGÍA SIGNIFICA DEFENSA

"Lo poco que sé, se lo debo a mi ignorancia", decía Platón. Cuanto más uno comprende todo lo que ignora, así se dá cuenta  de lo que sabe. Hay quien pone a la ignorancia como el mal que más afea al género humano, aunque es ésta misma la que engrandece los logros conseguidos por la propia raza. Cuanto más ignorancia más resalta el conocimiento y la inteligencia. La supervivencia está supeditada al número de individuos que conforman una ideología grupal. El conocimiento es un simple instrumento que no pocas veces es devorado por los propios poderes fácticos aferrados a la tradición ancestral que les mantiene. Es el miedo social el que se nutre de la ignorancia y del que se nutren los ambiciosos de poder. Los filósofos griegos se dieron cuenta de que la ignorancia es más fácil de determinar a la hora de medir la inteligencia humana, puesto que ésta presenta múltiples facetas y caras que dificultan su definición, frente al aspecto simplificado de la ignorancia, ya que ésta última  no tiene grados diferenciales que le sirva como atenuante. No es el conocimiento lo que mueve el Mundo, sino más bien la incapacidad de avanzar socialmente de la ignorancia la que abre la puerta a la necesidad del conocimiento. A un hombre no le importa que su perro se cague en la puerta del vecino, pero sí en la suya.  La falta de entendederas, la religión y la política terminaron quemando la gran biblioteca de Alejandría bajo el estigma de la herejía. La religión y la política suelen  estar del lado de la ignorancia (no me pregunten por qué), y por ello, tal es el valor político de la frase de Platón, que le dejaba fuera de sospecha de posibles envidiosos políticos incapaces de comprender tal suspicacia en un tiempo convulso al respecto. Platón aprendió bien la lección de la condena a muerte de Sócrates por despreciar a los dioses y hacer apología contra la democracia como enseñanza a la juventud  ( ¿de qué me suena eso?). Platón prefirió confundir a los ignorantes sobre su inteligencia al contrario que Sócrates, que utilizó la ironía del escaso valor que tenía él mismo para el Estado como hombre con una misión filosófica en defensa de una pena pecuniaria frente a la pena de muerte por los delitos que se le imputaban. Aunque claro, tenía entonces 70 años. Ya saben, con la edad uno adquiere la facultad de hacer y decir lo que más le viene en gana más que lo que le conviene, pues la cercanía de la muerte alienta el valor de algunos individuos ante la ignorancia.

APOLOGÍA SIGNIFICA DEFENSA

"Lo poco que sé, se lo debo a mi ignorancia", decía Platón. Cuanto más uno comprende todo lo que ignora, así se dá cuenta  de lo que sabe. Hay quien pone a la ignorancia como el mal que más afea al género humano, aunque es ésta misma la que engrandece los logros conseguidos por la propia raza. Cuanto más ignorancia más resalta el conocimiento y la inteligencia. La supervivencia está supeditada al número de individuos que conforman una ideología grupal. El conocimiento es un simple instrumento que no pocas veces es devorado por los propios poderes fácticos aferrados a la tradición ancestral que les mantiene. Es el miedo social el que se nutre de la ignorancia y del que se nutren los ambiciosos de poder. Los filósofos griegos se dieron cuenta de que la ignorancia es más fácil de determinar a la hora de medir la inteligencia humana, puesto que ésta presenta múltiples facetas y caras que dificultan su definición, frente al aspecto simplificado de la ignorancia, ya que ésta última  no tiene grados diferenciales que le sirva como atenuante. No es el conocimiento lo que mueve el Mundo, sino más bien la incapacidad de avanzar socialmente de la ignorancia la que abre la puerta a la necesidad del conocimiento. A un hombre no le importa que su perro se cague en la puerta del vecino, pero sí en la suya.  La falta de entendederas, la religión y la política terminaron quemando la gran biblioteca de Alejandría bajo el estigma de la herejía. La religión y la política suelen  estar del lado de la ignorancia (no me pregunten por qué), y por ello, tal es el valor político de la frase de Platón, que le dejaba fuera de sospecha de posibles envidiosos políticos incapaces de comprender tal suspicacia en un tiempo convulso al respecto. Platón aprendió bien la lección de la condena a muerte de Sócrates por despreciar a los dioses y hacer apología contra la democracia como enseñanza a la juventud  ( ¿de qué me suena eso?). Platón prefirió confundir a los ignorantes sobre su inteligencia al contrario que Sócrates, que utilizó la ironía del escaso valor que tenía él mismo para el Estado como hombre con una misión filosófica en defensa de una pena pecuniaria frente a la pena de muerte por los delitos que se le imputaban. Aunque claro, tenía entonces 70 años. Ya saben, con la edad uno adquiere la facultad de hacer y decir lo que más le viene en gana más que lo que le conviene, pues la cercanía de la muerte alienta el valor de algunos individuos ante la ignorancia.

sábado, 23 de julio de 2016

CONDICIONANDO AL INCONSCIENTE

El inconsciente está constantemente funcionando. Y constantemente siendo influenciado por todo lo que nos rodea. Nuestras decisiones están determinadas en más de un noventa por ciento por las apreciaciones inconscientes, algunas que podemos reconocer si nos esforzamos en comprender nuestros razonamientos, y otras que no podemos reconocer, porque ni siquiera entendemos que el cerebro ve y crea "cosas" que los ojos no. El cerebro suele creer a la visión que tenemos del exterior, pero al mismo tiempo transforma todos esos datos de forma independiente y lo oculta de todo razonamiento lógico. La visión del exterior son analizadas y procesadas paralelamente de dos formas diferente y casi independientes de si. Tanto una forma de hacerlo como la otra son influenciable indudablemente, pero la lógica es menos temerosa que el inconsciente, puesto que éste busca la respuesta inmediata a un estímulo determinado y preciso sin tener en cuenta las consecuencias corporales ni las causas lógicas. En el enamoramiento, por ejemplo, inlfuye más al parecer la capacidad de descifrar las emociones que cualquier otro aspecto visual o psicológico relacionado con la evolución y la supervivencia. La capacidad de entender las emociones y sentimientos de los enamorados se camufla como un retorcido conjunto de sensaciones lógicas, descifrable e interpretables desde la visión más racional posible. Y sin embargo, nos devora el estómago. Es incontrolable por así decirlo. Piensen en el estrés. Y ahora piensen en cualquier otro aspecto determinado de la vida cotidiana y de esos movimientos reflejos que casi olvidamos instantáneamente realizados. El gran temor del hombre es tener que decidir, y también es su perdición. Y mucho me temo que el concepto universal del "Mundo" (y muchos otros) funciona inconscientemente. O no.

CONDICIONANDO AL INCONSCIENTE

El inconsciente está constantemente funcionando. Y constantemente siendo influenciado por todo lo que nos rodea. Nuestras decisiones están determinadas en más de un noventa por ciento por las apreciaciones inconscientes, algunas que podemos reconocer si nos esforzamos en comprender nuestros razonamientos, y otras que no podemos reconocer, porque ni siquiera entendemos que el cerebro ve y crea "cosas" que los ojos no. El cerebro suele creer a la visión que tenemos del exterior, pero al mismo tiempo transforma todos esos datos de forma independiente y lo oculta de todo razonamiento lógico. La visión del exterior son analizadas y procesadas paralelamente de dos formas diferente y casi independientes de si. Tanto una forma de hacerlo como la otra son influenciable indudablemente, pero la lógica es menos temerosa que el inconsciente, puesto que éste busca la respuesta inmediata a un estímulo determinado y preciso sin tener en cuenta las consecuencias corporales ni las causas lógicas. En el enamoramiento, por ejemplo, inlfuye más al parecer la capacidad de descifrar las emociones que cualquier otro aspecto visual o psicológico relacionado con la evolución y la supervivencia. La capacidad de entender las emociones y sentimientos de los enamorados se camufla como un retorcido conjunto de sensaciones lógicas, descifrable e interpretables desde la visión más racional posible. Y sin embargo, nos devora el estómago. Es incontrolable por así decirlo. Piensen en el estrés. Y ahora piensen en cualquier otro aspecto determinado de la vida cotidiana y de esos movimientos reflejos que casi olvidamos instantáneamente realizados. El gran temor del hombre es tener que decidir, y también es su perdición. Y mucho me temo que el concepto universal del "Mundo" (y muchos otros) funciona inconscientemente. O no.

martes, 19 de julio de 2016

LAS CERTEZAS NO EXISTEN

El éxito consiste en obtener lo que se desea. La felicidad, en disfrutar lo que se obtiene. Ojalá fuera tan sencillo. Aquí tenemos a la simpleza y a la estupidez muy bien resumidas. Pueden pensar lo que quieran. Estas frases me recuerdan al minuto de gloria televisivo por el que más de uno  haría el ridículo ante una cámara y se queda tan a gusto. Recuerdan aquello de "¿Manolete si no sabes torear pa que te mete?" Hay expresiones sencillas, y otras, como las que nos trae aquí, simples. Lo más parecido a bobería. Cuando una frase entra así en tu cerebro se convierte en una aberración. En una deformidad de la propia función comunicadora del lenguaje. Ni un loro, que no sabe lo que dice, lo hubiera hecho peor. Más me temo que tal frase salió de una mente humana. Qué desconsideración con respecto al género homo sapiens sapiens. Como ven he dejado la ironía y el cinismo para otro post. En este no caben. Quién sabe nadie qué es nada. Si Marat estuviera levantado, se cortaría la venas de los brazos de punta a punta. ¡Oh, Cicerón, dónde está tu retórica! ¿Les parece exagerado? Creía que era sutil como la vida misma. No es suficiente con combinar correctamente una frase para pretender que sea una certeza semántica, ni mucho menos filosófica. El lenguaje es maravilloso (¿No lo he dicho antes?), pero al mismo tiempo deja en evidencia lo más profundo de nuestro entendimiento, pensamientos, pasiones, sentimientos y conciencia. Por eso "por la boca muere el pez". Intentar camuflar la fragilidad de pensamientos bajo la elocuencia de una dialéctica lingüística vacía es un "querer y no puedo". No saber no es pecado. Esconder la ignorancia es inseguridad y culpa interior. Mira de reojo a quien te diga o asegure una certeza, porque las certezas no existen en el ámbito de la conciencia social.

LAS CERTEZAS NO EXISTEN

El éxito consiste en obtener lo que se desea. La felicidad, en disfrutar lo que se obtiene. Ojalá fuera tan sencillo. Aquí tenemos a la simpleza y a la estupidez muy bien resumidas. Pueden pensar lo que quieran. Estas frases me recuerdan al minuto de gloria televisivo por el que más de uno  haría el ridículo ante una cámara y se queda tan a gusto. Recuerdan aquello de "¿Manolete si no sabes torear pa que te mete?" Hay expresiones sencillas, y otras, como las que nos trae aquí, simples. Lo más parecido a bobería. Cuando una frase entra así en tu cerebro se convierte en una aberración. En una deformidad de la propia función comunicadora del lenguaje. Ni un loro, que no sabe lo que dice, lo hubiera hecho peor. Más me temo que tal frase salió de una mente humana. Qué desconsideración con respecto al género homo sapiens sapiens. Como ven he dejado la ironía y el cinismo para otro post. En este no caben. Quién sabe nadie qué es nada. Si Marat estuviera levantado, se cortaría la venas de los brazos de punta a punta. ¡Oh, Cicerón, dónde está tu retórica! ¿Les parece exagerado? Creía que era sutil como la vida misma. No es suficiente con combinar correctamente una frase para pretender que sea una certeza semántica, ni mucho menos filosófica. El lenguaje es maravilloso (¿No lo he dicho antes?), pero al mismo tiempo deja en evidencia lo más profundo de nuestro entendimiento, pensamientos, pasiones, sentimientos y conciencia. Por eso "por la boca muere el pez". Intentar camuflar la fragilidad de pensamientos bajo la elocuencia de una dialéctica lingüística vacía es un "querer y no puedo". No saber no es pecado. Esconder la ignorancia es inseguridad y culpa interior. Mira de reojo a quien te diga o asegure una certeza, porque las certezas no existen en el ámbito de la conciencia social.

miércoles, 13 de julio de 2016

EL VALOR DE UNA IDEA

Thomas Edison sabía que "el valor de una idea reside en usarla". El hombre que más ideas llegó a patentar. Si tienes un buena idea, guárdenla a buen recaudo hasta que puedan usarla. Vivimos en un mundo llenos de usurpadores de ideas. Las ideas escasean porque son las mentes pobres en ellas las que gobiernan la sociedad para ejecutar los intereses de otros más listos que se ocultan en las sombras del poder. Uno de los grandes problemas de futuro será la escasez de ideas para avanzar socialmente. Si creen que estamos a las puertas de la Ciencia Ficción, lamento decirles que todo lo que se está inventando y descubriendo ya se había pensado hace décadas como poco. Desde el ordenador hasta ese viaje a Marte que tenemos pendiente. Estamos viviendo de ideas antiguas que se están desarrollando en cuanto en tanto la tecnología lo está permitiendo. Pero, ya muchas voces acreditadas para ello muestran su preocupación por la falta de la creatividad idearia para tan sólo los próximos cien años. Platón fue uno de los pioneros en comprender que son las ideas lo que hacen avanzar a la sociedad. Desde la Ciencia hasta los más pesados pensamientos filosóficos o psicológicos. Es que el Mundo ha avanzado una barbaridad como diría mi abuelo. Siempre han escaseado las ideas, y siempre tienen que renacer como el ave Fénix. Las ideas se comportan como los seres vivos, nacen, crecen, se reproducen y mueren. Y al mismo tiempo como la materia, ni se crea ni se destruye, tan sólo se transforma. Sería una apología antropológica decir que son seres vivos por este motivo como algunos creen. Aunque al decir verdad, no les falta razón, a pesar de la dificultad de entender el concepto de la "Idea Vital" en sí mismo. Para algunos, incluso Dios es la gran Idea Universal. Sé que me quemarían por esta afirmación, pero en mi defensa diré que no es mía. Yo no tengo idea o ideas al respecto. Cuando la tecnología domine nuestros trabajos mejor que nosotros, sólo podremos aportar el talento para no ser consumido por ella. Y el talento no se nace con él, se adquiere a través de una mirada profunda y crítica sobre lo que nos rodea. Si alguna vez se encuentran una idea por ahí que sea digna de llamarse así, siéntanse afortunados, pues cada vez verán menos; mientras que oirán más estupideces salidas de bocas mal alimentadas racionalmente sin remedio.

EL VALOR DE UNA IDEA

Thomas Edison sabía que "el valor de una idea reside en usarla". El hombre que más ideas llegó a patentar. Si tienes un buena idea, guárdenla a buen recaudo hasta que puedan usarla. Vivimos en un mundo llenos de usurpadores de ideas. Las ideas escasean porque son las mentes pobres en ellas las que gobiernan la sociedad para ejecutar los intereses de otros más listos que se ocultan en las sombras del poder. Uno de los grandes problemas de futuro será la escasez de ideas para avanzar socialmente. Si creen que estamos a las puertas de la Ciencia Ficción, lamento decirles que todo lo que se está inventando y descubriendo ya se había pensado hace décadas como poco. Desde el ordenador hasta ese viaje a Marte que tenemos pendiente. Estamos viviendo de ideas antiguas que se están desarrollando en cuanto en tanto la tecnología lo está permitiendo. Pero, ya muchas voces acreditadas para ello muestran su preocupación por la falta de la creatividad idearia para tan sólo los próximos cien años. Platón fue uno de los pioneros en comprender que son las ideas lo que hacen avanzar a la sociedad. Desde la Ciencia hasta los más pesados pensamientos filosóficos o psicológicos. Es que el Mundo ha avanzado una barbaridad como diría mi abuelo. Siempre han escaseado las ideas, y siempre tienen que renacer como el ave Fénix. Las ideas se comportan como los seres vivos, nacen, crecen, se reproducen y mueren. Y al mismo tiempo como la materia, ni se crea ni se destruye, tan sólo se transforma. Sería una apología antropológica decir que son seres vivos por este motivo como algunos creen. Aunque al decir verdad, no les falta razón, a pesar de la dificultad de entender el concepto de la "Idea Vital" en sí mismo. Para algunos, incluso Dios es la gran Idea Universal. Sé que me quemarían por esta afirmación, pero en mi defensa diré que no es mía. Yo no tengo idea o ideas al respecto. Cuando la tecnología domine nuestros trabajos mejor que nosotros, sólo podremos aportar el talento para no ser consumido por ella. Y el talento no se nace con él, se adquiere a través de una mirada profunda y crítica sobre lo que nos rodea. Si alguna vez se encuentran una idea por ahí que sea digna de llamarse así, siéntanse afortunados, pues cada vez verán menos; mientras que oirán más estupideces salidas de bocas mal alimentadas racionalmente sin remedio.

sábado, 9 de julio de 2016

LOS PEQUEÑOS PENSAMIENTOS TRANSFORMAN EL MUNDO Y LA SOCIEDAD

Los grandes y ambiciosos pensamientos suelen quedar en agua de borrajas. Suelen terminar despertando abruptamente del sueño a quienes creyeron en ellos. A pesar de lo que pueda parecer, los grandes pensamientos están conformados por la unión de otros pensamientos más pequeños, y cada uno de ellos, por otros más pequeños, hasta llegar a una Idea, que a su vez nace de la conjunción entre la razón y la intuición, por un lado, y por otro, de otras ideas subyacentes. Es un concepto simple y  reducido si comparamos el resultado final y las consecuencias de esos grandes pensamientos que en la mayoría de las ocasiones han evolucionado tanto desde la idea inicial que hace irreconocible su huella o rastro. La gran mayoría de los razonamientos se entretejen alrededor de esos grandes pensamientos y enmarañan aún más cualquier recuerdo de la incipiente Idea primaria dentro del conjunto de elucubraciones que surgen y se expande en sus diferentes versiones e interpretaciones. Todo tuvo un punto de inflexión sobre el cual creció y se desarrolló cualquier gran concepto Universal. Y sin embargo, más del noventa por cienta de las decisiones que toma nuestro cerebro son inconsciente. Deberíamos admitir entonces, aunque tan sólo fuera como hipótesis, que los grandes pensamientos universales nacieron de pensamientos inconscientes. Me temo que eso sería una herejía en toda regla. Nos avocaría a la teoría del "azar absoluto del pensamiento universal"  al gusto de Hegel y de la metafísica más profunda. Ah, pero es una supuesta hipótesis simplicista y comparativa. Los grandes pensamientos transforman el Mundo y la Sociedad, y fueron antes pequeñas ideas inconexas y repudiadas que fueron marcándose en generaciones posteriores hasta expandirse como referencia social como germen de su éxito. Tal vez por eso reza el dicho de "no hay pensamiento pequeño que no sea peligroso para la estabilidad del Gobernante a largo plazo". Un lema tan antiguo como la propia civilización China. Para los que gustan de pensamientos políticos aplicados a la propia evolución del ser humano.

LOS PEQUEÑOS PENSAMIENTOS TRANSFORMAN EL MUNDO Y LA SOCIEDAD

Los grandes y ambiciosos pensamientos suelen quedar en agua de borrajas. Suelen terminar despertando abruptamente del sueño a quienes creyeron en ellos. A pesar de lo que pueda parecer, los grandes pensamientos están conformados por la unión de otros pensamientos más pequeños, y cada uno de ellos, por otros más pequeños, hasta llegar a una Idea, que a su vez nace de la conjunción entre la razón y la intuición, por un lado, y por otro, de otras ideas subyacentes. Es un concepto simple y  reducido si comparamos el resultado final y las consecuencias de esos grandes pensamientos que en la mayoría de las ocasiones han evolucionado tanto desde la idea inicial que hace irreconocible su huella o rastro. La gran mayoría de los razonamientos se entretejen alrededor de esos grandes pensamientos y enmarañan aún más cualquier recuerdo de la incipiente Idea primaria dentro del conjunto de elucubraciones que surgen y se expande en sus diferentes versiones e interpretaciones. Todo tuvo un punto de inflexión sobre el cual creció y se desarrolló cualquier gran concepto Universal. Y sin embargo, más del noventa por cienta de las decisiones que toma nuestro cerebro son inconsciente. Deberíamos admitir entonces, aunque tan sólo fuera como hipótesis, que los grandes pensamientos universales nacieron de pensamientos inconscientes. Me temo que eso sería una herejía en toda regla. Nos avocaría a la teoría del "azar absoluto del pensamiento universal"  al gusto de Hegel y de la metafísica más profunda. Ah, pero es una supuesta hipótesis simplicista y comparativa. Los grandes pensamientos transforman el Mundo y la Sociedad, y fueron antes pequeñas ideas inconexas y repudiadas que fueron marcándose en generaciones posteriores hasta expandirse como referencia social como germen de su éxito. Tal vez por eso reza el dicho de "no hay pensamiento pequeño que no sea peligroso para la estabilidad del Gobernante a largo plazo". Un lema tan antiguo como la propia civilización China. Para los que gustan de pensamientos políticos aplicados a la propia evolución del ser humano.

martes, 5 de julio de 2016

LOS PENSAMIENTOS DISTÓPICOS SON INCOMODOS

La fuerza de tu envidia es la rapidez de mi éxito. Ojalá fuera cierto. La envidia es corrosiva y dañina. Pero forma parte de los sentimientos humanos. Y me temo que siempre nos acompañará. Combatirla a veces cansa demasiado, y no siempre se vence. No hay peor cuestión para la autotestima del concepto de humanidad que caer vencido por la envidia que corre por las venas de muchos. Cuanto más incultura y éxito social, mayor crece el germen de "los Miserables".  No escribo para contar nada que uno ya no sepa, o no quiera aceptar por no caer en la desazón del concepto existencialista del devenir social. Supongo que es tan incomodo aceptar que siempre tendremos que estar luchando constantemente contra nuestro cerebro, nuestros pensamientos y la circunstancias añadidas por la inevitable crueldad de la evolución de las especies, que queramos inventarnos vías de escapes para no pensar en ello. La envidia y el egoísmo territorial y racial ha sido el causante de casi todas las guerras que se han producido a lo largo de la Historia. Ninguna guerra surge por la paz ni para la paz. La paz  ha sido siempre un bien escaso, y muy frustrante para los envidiosos. No obstante, vivimos en la época más altruista y menos belicista de todos los tiempos. Parece que aún sabiendo que estamos rodeados por malas praxis humanas, nos rebelamos, y es un sorbo de agua fresca en un pleno verano caluroso. Tal vez hayamos aprendido algo de las buenas cualidades que ampara al ser humano, o simplemente esos "Miserables" se hayan dado cuenta de que el planeta se va a ir al carajo con ellos también, por mucho que hayan acumulado para ellos y sus hijos legítimos e ilegítimos. Cuando eso ocurra ¿de qué te servirá tu envidia?

LOS PENSAMIENTOS DISTÓPICOS SON INCOMODOS

La fuerza de tu envidia es la rapidez de mi éxito. Ojalá fuera cierto. La envidia es corrosiva y dañina. Pero forma parte de los sentimientos humanos. Y me temo que siempre nos acompañará. Combatirla a veces cansa demasiado, y no siempre se vence. No hay peor cuestión para la autotestima del concepto de humanidad que caer vencido por la envidia que corre por las venas de muchos. Cuanto más incultura y éxito social, mayor crece el germen de "los Miserables".  No escribo para contar nada que uno ya no sepa, o no quiera aceptar por no caer en la desazón del concepto existencialista del devenir social. Supongo que es tan incomodo aceptar que siempre tendremos que estar luchando constantemente contra nuestro cerebro, nuestros pensamientos y la circunstancias añadidas por la inevitable crueldad de la evolución de las especies, que queramos inventarnos vías de escapes para no pensar en ello. La envidia y el egoísmo territorial y racial ha sido el causante de casi todas las guerras que se han producido a lo largo de la Historia. Ninguna guerra surge por la paz ni para la paz. La paz  ha sido siempre un bien escaso, y muy frustrante para los envidiosos. No obstante, vivimos en la época más altruista y menos belicista de todos los tiempos. Parece que aún sabiendo que estamos rodeados por malas praxis humanas, nos rebelamos, y es un sorbo de agua fresca en un pleno verano caluroso. Tal vez hayamos aprendido algo de las buenas cualidades que ampara al ser humano, o simplemente esos "Miserables" se hayan dado cuenta de que el planeta se va a ir al carajo con ellos también, por mucho que hayan acumulado para ellos y sus hijos legítimos e ilegítimos. Cuando eso ocurra ¿de qué te servirá tu envidia?