martes, 14 de febrero de 2017

LA METACIENCIA

La Ciencia empieza a ser una feria de estudios de los que no se sabe a donde nos van a llevar. Resulta que todo acto científico debería ser reproducido por terceros con los datos originales para la autentificación de cualquier estudio concreto. Pero claro, con tantas patentes y demás  derechos industriales, de autor, etc cualquiera reproduce hoy en día un banal experimento. Así son las cosas. Pero la consecuencia es que el número de experimentos y estudios científicos ha aumentado de forma descontrolada en los cuales los sesgos participativos aparecen con frecuencia. Piensen simplemente en los patrocinadores que esperan que la Ciencia les dé la razón, al menos en parte, como contraprestación a una inversión científica. Si una empresa cafetera, por ejemplo, patrocina un estudio científico sobre los efectos del café, espera el mínimo que se resalte los beneficiosos sobre los perjuicios. Para eso patrocina, para justificar que su producto tiene el apoyo científico de cara a la venta. Por otro lado, cuántos estudios y experimentos son un desperdicio de recursos por su nula aplicación social. Cuántos estudios han llevado a malas praxis basados en datos erróneos o insuficientes. Véase el famoso estudio económico que originó la tesis de la contención económica en la última crisis, esa que todavía nos dura, y que resultó ser un fiasco de estudio basado en un horripilante procesamiento de datos parcialmente informados y sin casi rigurosidad. Pero claro, la Economía no es una ciencia en sí misma, pues se expresa como "Ciencia Social". Parece que la Ciencia se está convirtiendo en un caballo al que hay que mirarle los dientes antes aceptar sus propuestas y teorías. El prestigio de la Ciencia como baluarte del progreso social y humano está perdiendo de vista los orígenes. Pero si llega el momento en el que la Ciencia se convierte en "late show" al servicio del consumismo y pierde el respeto de la Sociedad, ¿en qué se va a poder creer? No me digan que en dios, pues parecería que todo es un plan urdido por los poderes fácticos para alcanzar tal fin. Sería una paranoia, sin duda, conspiratoria. Ironía aparte, la Ciencia es lo único que nos separa de la barbarie de los pensamientos retrógrados y represivos. Aunque, para ser justos, también el pensamiento crítico, ese que tanto falta en los planes de estudios.

2 comentarios:

  1. Uy Uy la ciencia es hoy un herramienta del Márketing en manos da las multinacionales?
    Tema escabroso este de la "ciencia" pero la amo pese a todo... jejeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y yo también, anabel. Pero a veces confunde. Como la noche a "Dinio" jajajaja. Saludos. Siempre un placer.

      Eliminar